Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Una encina



Querida amiga, aquí estoy para mostrarte mi infinita gratitud por tu gran fuerza y sabiduría.


Contemplo con asombro tus arrugas centenarias, tu paciencia sin límites y la belleza de tu vida.


Siento tu majestuoso tronco portador de mil energías y cada uno de tus brazos que me acogen y cobijan.


Admiro el poder de tus raíces que te unen a la madre Tierra en perpetua sincronía.


Agradezco tu ejemplo de ser luminoso, tu sencilla presencia y tus latidos de amor entre soles y lluvias.




13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Oasis