Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Sin mochilas

La vida discurre más suave cuando te desprendes de cargas innecesarias y entonces el camino se hace más dulce y tierno.


Todo cambia al soltar pesadas mochilas y equipajes que ni siquiera te pertenecen y puedes empezar la ruta que te lleva hasta el cielo.


Tus pies se aligeran y tu espalda descansa... Tu mirada se vuelve serena y desaparecen los obstáculos y los velos.


Empiezas a sentirte liviano y tus alas se despliegan felizmente con el viento, mientras tu ser cada vez se encuentra más dichoso y más pleno.


Tus manos bailan entre sutiles energías y brillos de oro y plata, acariciando, ayudando... transmitiendo calma y amor eterno.




10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Acunarte