Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Mensaje de año nuevo



Volver a uno mismo.


Mira a tu alrededor y observa la complejidad del mundo que, entre todos, hemos construido.


Después, si te apetece, sal de tu ciudad y busca un camino suave y tranquilo, donde encontrarte con tu silencio y con tu ser más profundo.


Contempla la magia que la naturaleza te regala, con su infinita sabiduría, en cada detalle y en cada color que expande su luz hasta llegar a tu alma y tu corazón.


Por unos instantes, detente a escuchar sin prisas ni ruidos, a sentir la vida que te envuelve y tus propios susurros y latidos. Párate a sentirte...


¿Qué ves? ¿Qué sientes? Todo cambia cuando nos alejamos del torbellino que tantas veces nos sacude y nos hace naufragar, cuando pones freno y te sientas en un lugar lleno de paz.


Hoy, cuando el caos parece adueñarse de nosotros, de nuestras sociedades y estructuras anquilosadas, resulta más necesario que nunca regresar a lo humilde, a lo pequeño y a lo sencillo.


Son tiempos para cambiar, para transitar nuevos espacios y buscar la serenidad y la luz que aparentemente hemos olvidado o perdido.


Es el momento de disfrutar de los abrazos y las caricias, de mirar desde el cariño y la comprensión, de evitar tantos juicios sin sentido.


Llega el tiempo de conmoverse con las puestas de sol y con las luces de los amaneceres, de observar pausadamente como las nubes siguen surcando los cielos, de dar valor a cada flor que encuentres en tu vida.


El mundo te mueve para que cambies tu perspectiva, para que te prestes atención y te cuides, para que abras tus ojos a la dulce mirada del amor.


Quizá un día despiertes de este largo sueño y sientas en tu pecho la llamada de tu Alma, que te envía mensajes para que vuelvas y te enfoques en lo auténtico y lo verdadero, para que prestes atención plena a lo que siempre has sido... Un niño pequeño que sólo busca amor.


Y tal vez éste sea un día perfecto. No esperes más, pues la vida te necesita feliz y pleno, alegre y agradecido.


Emprende hoy mismo el camino de regreso a tu hogar, a tu espacio de quietud y de infinita paz.


Te esperan regalos y mundos más livianos y sutiles, donde habitan los sueños mágicos y donde son cotidianos los milagros que creías imposibles.


Despierta... El amanecer te llama.


Francisco Gallardo Perogil


https://elescritor.es/opinion/volver-a-uno-mismo-por-francisco-gallardo-perogil/




17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo