Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Luces de primavera

Era el amanecer de una dulce y tranquila mañana cuando sentí que la primavera despertaba.


Cielos en calma y pequeñas nubes de suaves colores eran los mensajes del Universo que llenaban de esperanza.


Crecía despacio la hierba tierna, con pequeñas gotas de rocío mojada.


Brisas con infinitos aroma recorrían las calles y caminos, mientras los campos de suave Amor llenaban.


En sus mágicos vuelos cientos de aves inundaban con sonidos y músicas las llanuras y montañas.


Todo renacía y sentí el palpitar de la vida que me nutría y mi corazón abrazaba.


40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Acunarte