Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Las palabras

Las palabras tienen mucho poder, bastante más de lo que pensamos. Las palabras son sonido, vibración y energía, que afectan al que las pronuncia y a quien las escucha.


Prueba a decir palabras agradables y observa lo que sientes tú y quienes te rodean. ¿Ves el cambio que se produce? Después observa lo que sucede cuando dices o escuchas palabras menos agradables ¿Qué sientes? ¿Cómo te encuentras? .


Es algo que podemos observar todos los días, en cada momento. Hay una gran diferencia cuando utilizamos unas palabras u otras. Son muy poderosas. Cuídalas.


Ocurre lo mismo con la palabra escrita. Lee un texto hermoso y positivo y observa los cambios que se producen en tu interior, en tus emociones, incluso en tu cuerpo. O puedes leer un texto desagradable y negativo y notarás que sientes cosas muy diferentes, cosas que te hacen sentir mal ¿Notas el cambio de energía que producen las palabras? Resulta sencillo de observar.


Es evidente la importancia que tienen las palabras. Tú siempre puedes elegir tus palabras, las que pronuncias o escribes, y por tanto puedes controlar su influencia en ti y en los demás. ¿Qué eliges?


También puedes seleccionar las palabras que lees. Observa tu estado de ánimo mientras lees un libro u otro. Cuánto poder, ¿verdad?


Pero lo bueno es que tienes la libertad de elegir. No siempre puedes evitar escuchar palabras que no deseas o que causan algún malestar en ti, pero hay ocasiones en las que puedes alejarte de ellas o de las situaciones en las que se produzcan. Si quieres sentirte bien tienes la oportunidad de relacionarte con unas palabras u otras.


Y sobre todo tienes el control de todo lo que dices y escribes. Tú decides como utilizar tus palabras. Prueba en alguna ocasión a ser consciente de las palabras que emites y observa cómo te sientes.


Si te apetece, puedes poner tu atención consciente siempre que hables o escribas y así podrás decidir cómo te sientes. Es mágico y sencillo, ¿verdad?.


La palabra siempre ha sido un importante instrumento de control y manipulación, pero cuando tú te haces consciente de ello todo cambia, y puedes seleccionar las palabras que deseas dar y recibir. Sé consciente de ello.


La palabra “cantada” puede ser aún más poderosa. Prueba a escuchar o recitar mantras, o canciones sanadoras y armoniosas. Son pura energía que se expande. También puedes elegir qué música pones en tu vida.


Sé consciente y elige las palabras que te acompañan.


#alma #luz #espiritual





54 vistas2 comentarios
Francisco Gallardo Perogil