Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

Abrazando emociones

La vida es un perpetuo fluir de emociones que parecen mecerse y circular por nuestro interior, como olas suaves o a veces caprichosas.


¿Te has parado a observarlas? Ellas van y vienen ocupando espacios y estados de ánimo, y todo cambia cuando las observas con amor y aceptación.


Tu esencia es algo más profundo e inmutable, como una eterna luz que siempre brilla y desde ahí puedes contemplar el continuo vaivén de emociones sin identificarte ni dejarte arrastrar.


La paz proviene del desapego de ese oleaje, dejando ser y estar con serenidad.


Observa, siente y deja pasar todo lo que es cambiante, agradeciendo, experimentando y reconociendo el centro perfecto donde habita tu calma más pura.






8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo