Buscar
  • Francisco Gallardo Perogi

12 Consejos básicos de autoayuda para tu bienestar. 12 Abrazos para tu Alma.


12 Consejos básicos de autoayuda para tu bienestar

Quizá sólo haya un secreto para la felicidad. Todo empieza con el amor incondicional hacia uno mismo. Desde ahí, la vida entera fluye y se expande. Con cariño y respeto quiero dejar aquí unas notas sencillas que tal vez puedan ayudarnos a mejorar nuestra felicidad y bienestar. Siempre somos libres al elegir. La vida misma, en cada momento, es una elección.



12 ABRAZOS PARA TU ALMA

1. Vivir el momento presente. Todo cambia para bien en la existencia cuando nos situamos en el momento presente. En realidad, si lo piensas con lógica, es lo único que existe. El pasado sólo existe en los recuerdos, en nuestra mente. El futuro únicamente podemos imaginarlo, pero no lo tenemos ahora. ¿Vale la pena prestar nuestra atención a lo que ya hemos vivido y a todo aquello que nos queda por experimentar? ¿O es mucho más práctico y beneficioso vivir y ser consciente de este momento? En cada instante puedes sentir tu vida plena y disfrutar de ella. Es nuestra elección. 2. Cuidar los pensamientos. Creamos la realidad a través de lo que pensamos, lo que sentimos y de todas las energías que emitimos. Prestar atención a nuestra actividad mental es el primer paso para reconocer y poder cambiar conscientemente nuestra realidad. Observa, cuida y deja ir tus pensamientos, procurando quedarte con todos aquellos que te aporten cosas positivas, paz, amor y claridad. Es un gran paso. 3. Amarse a uno mismo. Eres la única persona con la que estás durante toda tu vida. ¿Lo has pensado alguna vez? Todo empieza y termina contigo mismo… dentro de ti. La existencia siempre la experimentas en tu interior y no hay mejor medicina que el Amor hacia ti. Tú eres la persona más indicada para ofrecerte todo lo bueno que mereces. 4. Practicar la aceptación. La paz llega a tu vida cuando te aceptas, cuando acoges a los demás y las circunstancias que te rodean. Todo ocurre por algún buen motivo y cada ser actúa lo mejor que puede o sabe según sus experiencias y su entorno. La aceptación es un hermoso camino hacía el amor, para ti y para todos. Mírate con comprensión y cariño. Empatiza con los demás y fluye con todos los procesos, pues la sabiduría de la vida se despliega para el mayor bien de todos. 5. Aprender a perdonar. Perdonar es uno de los pasos más importantes y hermosos en el camino que nos dirige hacia el amor incondicional. Empieza contigo mismo y muestra tu comprensión y cariño. Perdona a los demás porque tu gesto ayuda a todos y te aporta un bienestar infinito. ¿Lo has probado? Siente la serenidad y la paz en tu vida y en tu espíritu. 6. Fluir con la vida. Cuando aceptas ya has empezado a fluir con la existencia en todos sus entramados y conexiones mágicas, como un hermoso arroyo que derrama luz y vida a su paso, fluyendo con tranquilidad y equilibrio. Intenta vivir sin resistencias ni apegos que incomoden tu camino y pasea suave para que todo sea liviano y llevadero.



El Amor eres tú

7. Trabajar el amor incondicional. Amar sin condiciones es un bonito y largo sendero. Anda por él sin prisas y con paciencia infinita. Aceptar, perdonar, fluir… son gestos, detalles y pasos en ese caminar que empieza y concluye en ti mismo. Tu corazón te guía, te impulsa con infinitos latidos y te envía señales. Escucha en tu pecho y siente ese amor que une a todos los seres del Universo. 8. Evitar el juicio y la crítica. Puedes percibir la paz que brota en tu ser cuando te liberas de juicios, etiquetas y creencias limitantes. Calma tu mente para encontrar el sano equilibrio, la armonía perfecta de quien está en su centro. Todo se vuelve suave y liviano, mientras te alejas de los opuestos y del enfrentamiento. 9. Confiar. Si confías en los procesos de la existencia encontrarás mucha paz y armonía. Ten fe sobre todo en ti mismo y en todo tu inmenso valor. Confía en la sabiduría infinita del universo y así la vida te apoyará en tus caminos. Confía en lo terreno y en lo divino. 10. Buscar momentos de calma. Dedícate tiempo y espacio para tu descanso y serenidad. Recógete en tus silencios más íntimos para encontrarte y sentirte, para disfrutar de tu hermosa presencia. Regálate momentos de quietud y de paz, lejos de ruidos y de distracciones. Ofrécete el inmenso placer de estar en calma y en equilibrio. Tú sabes hacerlo. 11. Conectar con la naturaleza. Sal a la tierra y los mares, a la hierba y los árboles. Ahí la vida te espera. Disfruta de la madre Tierra cada vez que puedas, y conecta con su energía, su magia y su infinita belleza. Pasea, corre y juega por los caminos y las veredas. Siente el amor eterno que toda la naturaleza alberga. Acaricia las flores, huele la hierba... Descansa en su regazo y sueña. 12. Cuidar nuestro cuerpo. Tu cuerpo es tu casa, tu hogar perfecto. Siente el pulso de la vida que te recorre y cuida cada una de tus células. Alimenta y nutre sabiamente tu vientre, tu espalda, tus manos y tus piernas. Muévete y baila, camina, corre y salta. Ama tu cuerpo, tu ser perfecto y tu Alma entera. Si te apetece puedes descargar mis libros aquí: https://www.abrazosparatualma.com/mis-libros






1,563 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo